El Epeyui

Categoría: Cinema

“AFK”

La aparentemente mágica e inagotable expansion de la tecnología durante los últimos 15 años ha potenciado la capacidad de compartir y adquirir información a una escala mundial, sin embargo (dejando cierta sospecha), este fenómeno no se ha hecho presente en permitirnos conocer de una manera concreta y veraz, los artificios detrás de esa extraña simbiosis entre conocimiento y metafísica. Afortunadamente (para algunos) o desafortunadamente (para otros) en los últimos tres años han salido al público una serie de documentales que por encima de su calidad cinematográfica, señalan la esquina que debemos doblar para encontrar algunas respuestas.

El primero de estos es We Are Legion: The Story of Hacktivists. Este documental estrenado en 2012 detalla paso a paso la historia y evolución del movimiento conocido a nivel mundial como Anonymous. Trasportándonos al cDc (Cult of the Dead Cow) y la plataforma 4chan, eventos claves en el nacimiento del Hacktivismo, y pasando por controversias como la disputa con Hal Turner, el “Project Chanology“, y el EDT, Brian Knappenberger desteje metódicamente el complejo y aparente anárquico accionar de este movimiento hasta su posicionamiento como una organización descentralizada y reaccionaria de carácter mundial (“Operación Payback“) y su posterior seccionamiento (surgimiento del grupo de hackers LulzSec).

WAL

Al haber visto We Are Legion, y siguiendo el transcurrir de la actualidad mundial, quise profundizar un poco mas en esta nueva cultura clandestina del Hacktivismo, encontrando el segundo documental de la lista. We Steal Secrets: The Story of WikiLeaks es un documental del director Alex Gibney estrenado en 2013 que sumerge al publico en la tumultuosa historia de Julian Assange y WikiLeaks, el caso de Bradley Manning y la filtración de casi medio millón de documentos confidenciales del gobierno de Estados Unidos sobre las guerras en Irak y Afganistan. A pesar de que el relato del documental tiende a divagar sobre las excentricidades y escándalos de Julian Assange, a nivel general el documental ofrece una visión mas profunda y crítica de todo lo sucedido luego del “Collateral Murder“.

índice

Un juicio por un total de 13 millones de dólares, cuatro demandados y la historia de la red de intercambio de archivos mas grande de la historia. The Pirate Bay: Away From Keyboard de Simon Klose fue estrenado en el 2013 y gira en torno al juicio que afrontaron los fundadores de The Pirate Bay por derechos de autor y piratería frente a compañías de Hollywood como MGM, Warner Bros. y 20th Century Fox. Con solvencia y propiedad este documental nos introduce al portal y buscador de internet que para 2012 manejaba el 40% de toda la transferencia de archivos en la internet, contando con mas usuarios que Twitter y Facebook combinados, planteando un debate acerca de la manipulación e interpretación de los derechos de autor por parte de las grandes multinacionales y su lucha contra iniciativas ciudadanas anti-privativas como TPB.

 TPB AFK

Brian Knappenberger vuelve este año con The Internet’s Own Boy: The Story of Aaron Swartz, documental acerca de la vida y muerte de Aaron Swartz, hacktivista genio de la computación cofundador de Reddit, una de las primeras y mas exitosas plataformas de redes sociales de la internet, y el posterior descubrimiento de su suicidio a los 26 años de edad. Esta vez Knappenberger no solo nos introduce en las acciones de un habilidoso hacker, sino que nos desvela la realidad filosófica, política y social del “Hackitivismo”, en su lucha con la libertad de expresión, los derechos de autor y la piratería.

Aaron Swartz

Sin importar si eres un gran entendido de la computación y la programación, o si al oír del proyecto GNU o de los lenguajes C o S en lo único que piensas es en el desuso del alfabeto, darse la oportunidad de ver alguno (o todos) de estos documentales les permitirá entender de que forma el mundo hace a la internet y la internet hace al mundo.

Si se desea ahondar en el tema recomiendo otra serie de documentales que no he incluido en esta lista:

Good Copy Bad Copy

Downloaded

Connected

We Live in Public

Los escenarios de la justicia en el cine: El caso McQueen-Fassbender

En el mundo cinematográfico recurrentemente surgen relaciones simbióticas entre directores y actores que a través de los años maduran, envejecen, se divierten, y sobre todo nos sorprenden. Casos como estos podemos resaltan de primera mano los de Tim Burton y Johnny Deep, y el de Martin Scorsese y Leonardo DiCaprio, pero en este caso quisiera señalar una que me ha resultado particularmente beneficiosa para mi ocio, esta es la de Michael Fassbender y Steve McQueen.

Fass10

Esta saltó de manera especial a la luz del público después de la temporada de premiaciones cinematográficas de este año en las que como es sabido para muchos, “12 Years a Slave” fue la película que más reconocimiento obtuvo. Película dirigida por Steve McQueen, director británico de 44 años que le brindó a Michael Fassbender uno de los papeles mejor interpretados en mi opinión personal de su carrera, el esclavista y evangelizador Edwin Epps.

Fass9

Al terminar de ver esta película reconocí a Fassbender como uno de los mejores actores europeos contemporáneos de los que he visto (que fuera de sus papeles más comerciales en películas como la saga de X-Men, Prometheus y 300) me ha brindado momentos muy agradables sentado en el sofá detrás de la pantalla viendo películas como “Inglourious Basterds”, “The Counselor” y “A Dangerous Method”. Sin embargo fuera de todas las anteriormente mencionadas hay dos producciones en las que él desempeñó el papel principal, las cuales (sin mayor sorpresa) resultaron ser resultado de esta simbiosis McQueen-Fassbender, estas producciones son “Hunger” (2008) y “Shame” (2011).

 Fass2Fass4

En “Hunger” haciendo uso de la tradición irlandesa de Fassbender McQueen retrata la historia de un líder comunitario (Bobby Sands) que inicia un movimiento de protesta en una prisión de Irlanda en la que un grupo de prisioneros miembros del I.R.A (por sus siglas en inglés “Irish Revolutionary Army”) entran en una huelga de hambre reclamando a la corona inglesa estatus de prisioneros políticos.

Fass1

Por otra parte “Shame” relata la lucha personal de un ejecutivo bien acomodado adicto al sexo (Brandon), lucha que lo lleva a una vida solitaria alejada de cualquier conexión humana como resultado de su autocrítica y reconocimiento de su adicción como algo de lo cual debe avergonzarse profundamente. Esta sensación autodestructiva entra en conflicto cuando las pocas relaciones sociales que sostiene lo llevan a chocar contra al libre albedrío humano.

Fass5

Fuera de entrar en detalle en los argumentos de estas tres películas las cuales recomiendo fuertemente para ser vistas, me gustaría enfatizar en una línea de pensamiento que sin importar si solo hace sentido para mi, vale la pena mencionar. Los tres papeles de Fassbender retratan en tres marcos diferentes, una de las condiciones más inherentes de la experiencia humana, la lucha por el sentido personal de justicia. De esta forma en el papel de Bobby Sands, Fassbender construye un primer escenario en el que la búsqueda de justicia se centra en enfrentarse a un actor externo (en este caso en un marco político) buscando la retribución de un sentido de justicia de nación.

Fass3

En un segundo momento, Brandon nos envuelve en la lucha ética y moral en la que un adicto al sexo se cuestiona así mismo a tal punto que la aceptación de la moral de terceros es un reflejo de su propia aceptación como individuo (justicia dentro de un marco individual). En “Shame” McQueen nos presenta un Fassbender que a través de un sentido egoísta de justicia, simultáneamente se vuelve víctima y victimario de sí mismo como resultado de la influencia de un personaje etéreo en la vida en sociedad, la presión social.

Fass6

Para finalizar, en la producción más reciente se nos presenta un Fassbender que transgrede él sentido de justicia social dentro de una plantación esclavista haciendo uso de herramientas religiosas y tradicionalistas (marco social y religioso de la justicia), que aunque el personaje pueda llegar a mostrar ciertos momentos de duda y ambivalencia, su lucha se centra en someter los derechos de un grupo de esclavos afroamericanos, consecuencia de una angustia por conseguir su propio sentido de justicia, basado netamente en el mero hecho de negar la justicia a otros.

Fass8 Fass7

En resumen, la simbiosis McQueen-Fassbender es una relación que sus productos cinematográficos son bastante degustables, tanto a nivel individual entregándose a la lógica de cada película, como a tratar de seguir un hilo conductor que a través de estas películas, nos enseña a rechazar y a identificarnos en esa balanza erráticamente equilibrada que es la justicia.

Camilo López Aguirre

Anticristo: Un retrato de la mente de Lars von Trier

Dentro del mundo del cine, para cualquier seguidor no es extraño el nombre de Lars von Trier, y si es el caso de que aún no les es familiar, no es difícil entender porque es un nombre que invoca tantas posiciones y comentarios. Con 25 producciones cinematográficas (contando sus trabajos para formato televisivo) este director danés de 57 años declarado persona non grata en el festival de cine de Cannes en su edición del 2011, sin duda ha sabido como labrar una trayectoria muy productiva y aun más que eso, polémica y desafiante.

   Antichrist3
La mayoría de su trabajo cinematográfico ha sido concatenado en formato de trilogía, en la que cada película es independiente de las otras, pero cada una circula alrededor de un tema en concreto. Usando este esquema von Trier ha realizado cuatro proyectos distintos: el primero fue Europa (El elemento del crimen, Epidemic, y Europa), el segundo Golden heart (Rompiendo las olas, Los Idiotas, y Bailando en la oscuridad), el tercero es el hasta el momento inconcluso U.S.A (Dogville, y Manderlay), y finalmente Depresión (Anticristo, Melancolía, y Ninfomaníaca).
De entre sus películas cabe resaltar películas que han tenido un gran renombre como lo fueron Europa (1992), Rompiendo las olas (1996) y Una bailarina en la oscuridad (2000), pero quisiera en esta ocasión enfocarme en una producción particular; su película de 2009, Anticristo.

Antichrist

Recurriendo nuevamente a posiblemente los dos actores que más han contribuido al desarrollo de sus películas (luego del sueco Stellan Skarsgård), la francesa Charlotte Gainsbourg (tres actuaciones con este director) y el estadounidense William “Willem” Defoe (tres actuaciones), von Trier abre las puertas de lo que en el momento fue su tercer proyecto como trilogía, desarrollando la complejidad y profundidad humana alrededor de la depresión.

Antichrist6
Anticristo cuenta la historia de la lucha tanto personal como humana de una pareja de esposos para asimilar el luto y la culpa ante la pérdida de su único hijo en un accidente casero, este evento será el punto de quiebre que detonara toda una realidad paralela ajena a su condición de familia en la que las individualidades pondrán en duda la sanidad de las relaciones humanas y de los límites del amor malversado, en particular cuando en este se diluye la frontera entre el amor propio y el amor hacia los demás, mezclándose con el temor y odio natural de la experiencia humana.

Antichrist2
Con las actuaciones de Gainsbourg y Defoe se nos plantean una pareja de personajes que igualmente desnuda y revela la crudeza de la realidad del juego de roles que supone la sociedad entre los sexos, en los que un hombre seguro de si mismo puede llegar a socavar en lo impositor a tal punto que desencadena una revelación arrolladora y envolvente del luto y la contradicción de una mujer no solo con su papel de madre sino con el papel histórico de la mujer en la sociedad.

Antichrist5
Esta película hace parte de un proyecto de tres películas que orbitan alrededor del tema de la depresión, el cual se complementa con las películas Melancolía (2011) y la recientemente estrenada Ninfomaníaca (2014). Ya sin evaluar Anticristo dentro del contexto de esta trilogía es una película que por sí misma adquiere un valor con su forma de retratar el conflicto que se da entre las singularidades del humano y su naturaleza social, por lo que fuera de ser un proyecto dedicado para algún cinéfilo, Anticristo nos hace estremecer ante una realidad tan increíble como innegable, capaz de hacernos recapacitar como querer olvidar. Una obra que sin duda hay que apreciar tanto con cautela como con dedicación, manteniendo en mente la realidad y las limitaciones de este proyecto, y aun así, la representación de la visión del mundo y las relaciones de una mente que, como la de von Trier, nos seduce y nos atemoriza.

Antichrist4

Camilo López Aguirre